Rosendo Rosas

Un día más

“…Un día más de descanso, un día más de trabajo,
un día más de plazo…en fin qué mas da.”

Un día me levanto y estoy aquí y ahora. Me incorporo como cada mañana y me voy a lavar la cara y cuando me veo al espejo me doy cuenta que ya no soy el mismo. El tiempo ha pasado y ahora soy el resultado de lo que he trabajado para bien o para mal día a día.

Ya no vivo en la casa donde habité con mis padres, ya no vivo en la casa donde inicié mi vida de casado, ahora vivo en la casa por la que he trabajado junto con mi esposa. Bajo a hacer café y pienso en el futuro ¿dónde estaré en 10 años?

Ahora tengo los clientes que tal vez en alguna ocasión soñe con conseguirlos, dejé a los clientes que me trajeron hasta aquí y cargo 22 años de experiencia y sin sabores. Mi imagen es el resultado de más de 1,000 batallas peleadas, unas ganadas y la mayoría perdidas, pero sigo aquí.

Conforme con mi modo actual de vida, se me olvida lo que me trajo aquí, arrojo, determinación, aplomo, servicio. El café gotea, la cocina se inunda de ese inigualable aroma, tomo la taza de siempre y lo preparo como cada día, dos splendas y un poco de leche para recordar mi infancia, me siento en la silla verde de mi cocina y lo tomo lentamente, son apenas las 5:00 am, es un momento para disfrutar.

Después de correr con amigos a las 5:30 am, me regreso a disponer a librar la verdadera batalla, el trabajo diario. Con auditorías a cuestas, el temor a flor de piel y la angustia de poder cubrir mis nóminas me apresuro para llegar a trabajar.

Llego a la oficina por la que he trabajado 26 años y pido un café en la barra, ahora sí sálvese quién pueda, es hora de correr, atender, vigilar, convivir, enojarse, angustiarse y crecer aunque sea un poco cada día, para bien o para mal.

Con mis socios ahora buscamos un crecimiento interno, en áreas personales que hemos descuidado con el único fin de obtener un sustento para poder vivir…ahora vivimos bien. La felicidad entre nosotros ahora es real, no existe, esto me esta acabando como una enfermedad. Sin embargo sigo aquí. Solo existe el trabajo arduo y las ganas de sobresalir en esta encarnizada lucha a la que llamamos vida. Vencer o morir.

Pero como todo comienza, ahora termina el día…40 minutos me separan de mi hogar, no importa donde esté siempre mi mente viaja a ese mágico lugar donde realmente soy feliz, se que algún día estaré ahí por siempre esperando el final, pero espero que tarde mucho en llegar… ahora a dormir, mi último pensamiento es para Dios solamente pidiendo otro día igual.

Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Rosendo Rosas Goiz

13 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.
Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Latest posts by Rosendo Rosas Goiz (see all)

Rosendo Rosas Goiz
13 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.

One Reply to “Un día más

  1. Hola Contador, Llegué a su blog desde Twitter, recomendado por el CP Gustavo. Se que este no es el medio, pero al leer sobre café y cumplir promesas recordé que uno de mis socios, hace unas semanas les prometió unas tazas de café con el logo del CCPEP y FIPUE. ¿Lo recuerda? ¿Quiere que las entreguemos directamente en las instalaciones del CCPEP? Me puede responder a mi correo. Saludos y gracias por compartir sus ideas y pensamientos a través de este medio. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *