Rosendo Rosas

La imperfección

“Lo que vale la pena hacerse, vale
la pena hacerlo imperfectamente.”
– G.K. Cherteston.

@RROSASG

Como les comenté en mi blog pasado actualmente me encuentro leyendo un libro de Ricardo Peter que se llama “Ética para errantes”, en este libro se aborda desde una perspectiva psicológica la parábola del hijo pródigo, por mas de uno de nosotros conocida.

Este libro habla sobre la teoría de la imperfección. En días pasados hablando con mi Psicólogo, me comentaba que San Lucas en su evangelio dice que hay que ser perfectos como el Padre es perfecto…esto ha traído una serie de problemas ya que entonces tendremos que buscar la perfección para acercarnos al Padre. Sin embargo hay otros evangelistas que indican que lo que quiso decir lo refleja Mateo donde plasma que “Debemos ser Misericordiosos como el Padre es Misericordioso”, a título muy personal me quedo mejor con esa aseveración.

Si bien es cierto que la misericordia proviene de Dios, también es cierto que nosotros debemos ser misericordiosos con quienes nos rodean, no debemos dejar de recordar que “todo acto compasivo es naturalmente ético.” Algo tan difícil de procesar pero que considero se forma y fortalece en el hogar, siempre debemos de pensar en dos opciones, la teoría de la escasez o la teoría de la abundancia. Yo me quedo con la segunda, siempre compartir y seguramente nunca se acabará.
Ahora mis lecturas hablan sobre la teoría de la imperfección, el término “errante”, no es otra cosa más que ir fallando a lo largo de la vida para buscar el verdadero sentido que esta encierra, desaprueba totalmente la perfección y permite fallar para poder ir disfrutando de este viaje.
Querer sobresalir en todo es autodestructivo, equivale a colocar una barrera entre nuestras intenciones y nuestra humanidad. No hay nada que canse más al espíritu que buscar la perfección. Los resultados de esta búsqueda abstracta son la culpa y la depresión. La depresión concentra al individuo sobre si mismo, tiene su raíz en la perspectiva desde la cual el individuo se percibe a si mísmo. El deprimido está referido a una abstracción (el ideal de la perfección).

El deprimido se encuentra entonces atrapado por su propia perspectiva de rechazo de la realidad limitada. Su perspectiva termina construyendo una especie de muralla negativa alrededor de sí mismo. De aquí que la culpabilidad y la depresión son consideradas por la Terapia de la imperfección como recursos obsesivos de una personalidad perfeccionista.

Entonces les invito a que esta semana procuremos ser lo más imperfectos posible sin dejar a un lado nuestro sentido de responsabilidad y, tal vez comenzar a disfrutar el verdadero sentido de la vida.

Hasta la próxima.

Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Rosendo Rosas Goiz

13 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.
Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Latest posts by Rosendo Rosas Goiz (see all)

Rosendo Rosas Goiz
13 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.

One Reply to “La imperfección

  1. Creo que la imperfección es incluso un estilo de vida. La imperfección nos da derrotas, lágrimas y sacrificios fallidos. Pero consigo también nos regala lecciones, de las cuales aprendemos, nos volvemos as fuertes y nos enseñan a erguir la cabeza nuevamente para volver a luchar en el juego de la vida. El tema de los mensajes que nos regala el evangelio dependerán siempre de la interpretación y el sentido que les demos. Si bien la perfección es poco probable, es un excelente blanco y guía de nuestras intenciones diarias. Excelemte semana a todos y recuerden ….. Nunca agachen la cabeza porque se nos puede caer la corona. Hasta las Leyendas son imperfectas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *