Rosendo Rosas

Día 1 rumbo a Cordoba

Ayer por la noche llegamos al Aereopuerto de la Ciudad de México, nuestro vuelo salía a las 22:55 horas, pero como casi nunca pasa este día tembló en la Ciudad de México y eso provocó que saliéramos alrededor de la media noche.

El avión iba totalmente lleno. Pensé, -qué pasaría si no hubiera crisis en Argentina-, pero bueno, la muestra considero que es muy poco significativa en un país del doble de tamaño del nuestro.
Comenzó el vuelo dos horas tarde, me tocó sentado, del lado derecho junto a Roberto Carlos Luna Tenorio, no es el futbolista pero sabe manejar el microsip como todo un centro delantero lo haría en el futbol. De mi lado izquierdo estaba sentado un investigador de la UNAM en Física. con quién comencé a platicar (esta habilidad la desarrollo solo cuando no estoy junto a mi mujer) sobre Buenos Aires. El me comentó como hacer el traslape de un aereopuerto a otro.

La noche la pasé terrible, entre el miedo por lo que viene y las cercanía de mis acompañantes, pude dormir unas cuantas horas. Nuestros asientos estában hasta atrás y lo único rescatable tal vez es que teníamos cuatro baños cerca. En fin, por lo menos creo que el que más roncaba era yo.

Hay que mencionar que en Buenos Aires existen dos aereopuertos el de vuelos internacionales y el de vuelos nacionales, les escribo desde el aereopuerto de vuelos nacionales, Cordoba que es a donde me dirijo está a 700km de Buenos Aires.

Entre uno y otro aereopuerto existe una distancia de una hora, pero lo maravilloso es que el autobus tiene internet, entonces rápidamente nos pusimos a llamar y platicar…hasta que como en México el servicio falló.

Decidimos entrar al aereopuerto y registrarnos. y lo que nunca pasa…Carlos se ve estresado por que le mandaron un correo con problemas con el Microsip, entonces comenzó a preocuparse por algo que está fuera de sus manos, a más de 7,000km de distancia ¿qué puede hacer? la respuesta es nada. Antes de llegar a esta gran conclusión filosófica le busqué un lugar que tuviera conexión a internet y enchufes. Lo conseguí.

Pero cual sería nuestra sorpresa al descubrir que la luz es a 220 y los enchufes son de 3 patas. Estamos fritos. $5.21 pesos Argentinos por un dolar americano, ¿cuánto costará un convertidor? De lo rescatable de esta viaje es el idioma, que bendición.

En fin, es un viaje de reconocimiento y todo se tendrá que ir resolviendo. Hoy decidí comenzar la dieta del “agua” “aguantar todo lo que venga”

Los dejo, dos horas más en Argentina y ya es hora de comer.

Hasta mañana.

Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Rosendo Rosas Goiz

13 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.
Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Latest posts by Rosendo Rosas Goiz (see all)

Rosendo Rosas Goiz
13 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *