Silvino Vergara

Reforma energética: Tropicalizando instituciones

“Es infinitamente más prudente y seguro formar
una Constitución nuestra de una manera tranquila
y deliberada, mientras podamos hacerlo, que confiar
tan importante acontecimiento al tiempo y a la suerte.”

Thomas Paine

A propósito de la Reforma Energética que se esta decretando, más que aprobando, en el Congreso de la Unión, debe considerarse que, en una reforma Constitucional, de acuerdo con la doctrina se ha sostenido que; “La Constitución federal no puede ser reformada todos los días”, (FERREYRA, Raúl Gustavo, “Reforma Constitucional y Control de Constitucionalidad” Editorial Porrúa, México, 2007) Sin embargo, desafortunadamente en México, cada cambio de gobierno federal, para llevar a cabo las nuevas políticas, se ha vuelto muy común las modificaciones, reformas, enmiendas Constitucionales. Así, el gobierno federal próximo pasado realizó 110 reformas a la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, (Son 552 las reformas que ha tenido la Carta Magna mexicana a lo largo de 96 años. El sexenio de Felipe Calderón Hinojosa es el periodo en el que más cambios sufrió: 110, el 19.9 por ciento del total. Fuente: www.contralinea.com.mx http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2013/02/05/la-constitucion-desfigurada/)

Para el caso de la reforma energética a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, vale la pena recordar a Francisco I. Madero que, el 15 de junio de 1910, sentenció: “Sé que el pueblo mexicano está ansioso de libertad y dispuesto a restablecer el régimen Constitucional, porque el peso de la dictadura es cada vez mayor y cada vez mayores sus desmanes y desaciertos, que las garantías individuales son violadas descaradamente y los fondos públicos despilfarrados de un modo lastimoso en obras de ornato que sirven principalmente para enriquecer a los contratistas, concesionarios, etc., mientras en algunas partes de la República el pueblo sufre cruelmente por el hambre y la instrucción pública es desatinada…” (VERGARA, Nava, Silvino, Clasificación de las violaciones de fondo y de Forma… Escuela Libre de Derecho de Puebla, México, 2012) Ciento tres años después en México, se sigue discutiendo lo mismo, es decir, las grandes oportunidades que se otorgan a las empresas en las concesiones para explotar en este caso el petróleo –principalmente- compañías que desde luego no son nacionales, pues salvo dos mexicanos que podrán invertir en este proyecto, las empresas mexicanas están excluidas de cualquier oportunidad. En tanto, la población ante la intempestiva reforma, no tiene ocasión alguna para opinar. Sostiene al respecto R. Gargarella, “En la mayoría de las constituciones siguen siendo dominantes los mecanismos institucionales contramayoritarios y en general los frenos a la participación directa de la ciudadanía…” (GARGARELLA, Roberto “El derecho a la protesta” Ad hoc, Buenos Aires, 2007)

Lo sucedido en estos últimos días sobre esta reforma, resulta lastimoso, los legisladores elegidos democráticamente, resguardados para poder legislar algo que, la mayoría de ellos posiblemente ni entiende, por su parte, la población sin oportunidad de conocer, intervenir, de opinar, y todo en un debate para una reforma constitucional de la que se presume el record de la sesión de 20 horas continuas en el Senado, y adicionalmente, como sustento de esta reforma, el que es muy similar a lo sucedido en países como Colombia o incluso Suecia, es decir, nuevamente tropicalizar las instituciones de otros países, importar penosamente hasta las propias ideas y pensamientos, sostiene el profesor Rodríguez Garavito: “Proliferan aquellos que, para explicar las instituciones y las prácticas jurídicas de la región, contrastan estas realidades con los tipos ideales … de Europa y de Estados Unidos” (RODRIGUEZ, Garavito, Cesar, “El Derecho en America Latina, Siglo XXI, México, 2011) Decía al respecto de estas prácticas en América latina el maestro de Simón Bolívar; Simón Rodríguez en Venezuela; ““¡Imiten la originalidad, ya que tratan de imitar todo!” (GALEANO. Eduardo, “Ser como ellos”, Siglo XXI Editores, 1998) hoy nuevamente se esta aprobando una reforma constitucional más, que desde luego no tiene los mismos efectos que muchas otras, peor aun tendrá muchas consecuencias que en voz de M Foucault, las resume; “Esas enormes masas de dinero suben y suben hasta llegar a las grandes empresas financieras y políticas de la burguesía. En suma, se mantiene un tablero de ajedrez…” (FOUCALUTL, M. “El poder una bestia magnifica” Siglo XXI, México, 2012) pareciera que esta reforma nuevamente la estamos dejando al tiempo y a la suerte de los mexicanos.

Silvino Vergara Nava

Silvino Vergara Nava

Doctor en Derecho por la Universidad Panamericana, y la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Litigante en materia fiscal y administrativa. Profesor de Maestría en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Escuela Libre de Derecho de Puebla.
Silvino Vergara Nava

Latest posts by Silvino Vergara Nava (see all)

Silvino Vergara Nava
Doctor en Derecho por la Universidad Panamericana, y la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Litigante en materia fiscal y administrativa. Profesor de Maestría en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Escuela Libre de Derecho de Puebla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *